Kornorge C6 LED light

Tres consejos para andar en bicicleta eléctrica en la oscuridad

Evidentemente, se acerca el invierno y los días se acortarán, lo que hará que tu viaje habitual sea más probable que te encuentres con escenarios más oscuros.
A continuación se ofrecen algunos consejos para mantener la seguridad y la comodidad mientras conduce de noche.

1. Elige un faro brillante

Detalle del faro de la bicicleta eléctrica Kornorge C6

Un faro, una luz trasera y una luz de freno integrada son imprescindibles cuando se conduce de noche, temprano en la mañana o en condiciones de niebla. Esta combinación no sólo ilumina tu camino, sino que también alerta a los conductores de tu presencia.

A la hora de elegir los faros, puede que creas que cuanto más brillante sea, mejor, pero no es así.

Algunas luces del mercado ofrecen mucho más de mil lúmenes (la medida convencional de brillo), pero es poco probable que sean útiles para tu estilo de conducción. Por ejemplo, algunos faros para bicicletas de montaña proporcionan alrededor de 4200 lúmenes, que es 6 veces los lúmenes de los faros de un vehículo. Esto es fantástico para corretear por el bosque por la noche, pero no es práctico para montar en la calle.

Si va demasiado brillante, corre el riesgo de cegar a los coches que se aproximan, lo que podría colocarle en una situación peligrosa. Una alta emisión de lúmenes también hace que sea difícil notar las luces de freno y las señales de giro de los automóviles que lo rodean.

Nuestra bicicleta eléctrica C6 incluye un faro LED adecuado que cumple con los requisitos de la industria y está diseñado para brindar amplia visibilidad.

2. Vístete a ti y a tu bicicleta eléctrica (en la oscuridad)

Estás acostumbrado a que la gente se fije en tu bicicleta durante el día. Según nuestra experiencia, lo más probable es que lo detengan para hacerle una serie de preguntas. Sin embargo, cuando conduces de noche, no puedes confiar en que la frescura de tu bicicleta llame la atención. Para llamar la atención, debes hacer todo lo posible.

Para empezar, esto implica usar prendas luminosas para captar la atención de los vehículos. Puede ser una chaqueta de neón o un casco brillante, pero según una investigación reciente de la Universidad de Clemson, si realmente quieres que te vean, también debes usar pantalones o mallas luminosas.

Esto se debe al hecho de que los conductores están diseñados para detectar el movimiento en la carretera y, cuando pedaleas, tus piernas se mueven. Teniendo esto en cuenta, si la parte inferior de tu cuerpo está recubierta de material reflectante, destacarás mucho más.

Comprueba que tu bicicleta también esté preparada para una visibilidad óptima. Mantenga sus faros delanteros, instale una luz trasera y considere recubrir el marco y los guardabarros con pegatinas reflectantes de seguridad.

3. Apuesta por la defensa.

Según los datos más recientes de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras, el 75 por ciento de las muertes en bicicleta que involucran vehículos motorizados ocurren en áreas urbanas, y el 27 por ciento ocurre en las intersecciones de tránsito.
Por lo tanto, incluso si conduces por la ciudad, no puedes relajar la guardia cuando se trata de peligros potenciales.

Debes conducir sin que otros usuarios de la carretera te vean, sin importar cuán grandes o malas sean tus luces, o cuán brillante sea tu nueva y genial chaqueta totalmente reflectante.

Todo se reduce al sentido común. Tómese el tiempo extra para detenerse por completo en los cruces y mirar a ambos lados. Si está conduciendo por una calle pequeña y ve un automóvil que se acerca detrás de usted, considere detenerse para permitir que ese automóvil pase. Si escuchas mucha música, deja tu altavoz Bluetooth en casa para poder concentrarte en la carretera.

Una defensa sólida también consiste en planificar la mejor ruta. Vaya a donde los vehículos esperan verlo: rutas para bicicletas, carriles para bicicletas y otros lugares por los que circula con frecuencia. Lo último que desea es que los automovilistas que pasan se sorprendan con su presencia al tomar la curva.

Recuerda que de noche no se ve muy bien, así que reduce la velocidad, busca baches y ten cuidado.

Y, especialmente cuando recién estás comenzando, mantente dentro de tu zona de confort. Tener cuidado no implica tener miedo a la oscuridad.

0 comentarios
Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.